Flexibilización en la norma o uso del tapaboca: Siguiendo el ejemplo del Gobernador Gordon y los funcionarios de salud pública, el Obispo Steven ha flexibilizado algunas de las restricciones de seguridad durante la celebración de la Misa. Los feligreses podrán quitarse el tapaboca después que se sientan por primera vez en la misa, es decir, desde que comienza la primera lectura, hasta después de la homilía. La razón de esta flexibilización es que, en este lapso, los fieles que participan de la misa no tienen que cantar, rezar o responder, que son los momentos justamente en los que hay mayor posibilidad de expulsar el virus en caso de que alguien este enfermo. En las misas al aire libre solo tendremos que usar el tapabocas durante la fila y el momento de la comunión y también mientras nos retiramos a nuestros vehículos. La razón por la cual aún debemos usar el tapaboca en dichas situaciones es porque justamente en el momento de recibir la comunión o de recibir el boletín, el desinfectante o cualquier otro material, estaremos interactuando con los ministros de comunión o de hospitalidad a una distancia menor de 6 pies. ¡Gracias por su comprensión y apoyo en estas restricciones o medidas de seguridad orientadas a preservar la salud de todos y en especial de los más vulnerables


0 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *